Rss

  • youtube

Archives for : moj

“Hoy es martes y trece…”

… decía Moj a sus discípulos, esos juveniles zagalines de la más dudosa procedencia. “Los martes y trece siempre me traen buenos recuerdos de mi infancia en Estonia, en aquella fábrica de papel cebolla”. Los ojos de Moj brillaban con mil destellos, la mirada se perdía en el vacío.

“Una tarde de Septiembre”, dijo al fin, “un día igual que hoy, tendría yo unos trece años, ocurrió algo increíble en Popoff, provincia de Badajoz, mi pueblo. Catalino, el viejo vigilante de sembrados de boniatos silvestres y presidente honorario de la Sociedad Albondiguera del Sur, desapareció delante de diecisiete testigos atónitos. Estaban inaugurando la XXVIII Feria de la Albóniga, y justo cuando iba a hacer el mordisco de honor… ¡puf! Se desvaneció en el aire. La albóndiga a medio morder quedó suspendida unos segundos, sin hacerse todavía a las leyes de la física, antes de caer y manchar la mantelería de Manchuria”.

“A los cinco minutos, Catalino volvió a aparecer, unos metros más allá, vestido de Sisí Emperatriz. Nadie supo por qué ni cómo. Tras el impacto inicial, y pasando unos días, a todos se nos terminó olvidando el incidente”.

“Mi maestro, el mago Leocadio Apóstroff, natural de Benavente del Alcaucil, sin embargo, no lo olvidó. Desde el día del incidente había cambiado todas sus rutinas. Ya no pasaba las sobremesas jugando al diábolo encima de un palo en el patio de atrás. Ahora no salía de su estudio, devorando libros y más libros repletos de arcana sabiduría. Decía no se qué de la dimensión paralela, una especie de gender-bender hipervitaminado. También hablaba de tesoros, de habilidades sobrehumanas, y de miriadas de monstruos y demonios. Al poco se atragantó con el hueso de un melocotón y se murió”.

Y los niños se preguntaban a qué carajo venía ahora todo eso.

Caspa en cuatricromía

Si recordamos un poco, nos habíamos quedado a los pies de las Montañas del Berrido, famosas por sus vientos, que se cuelan por las grietas y parecen recitar obras de Pérez Galdós. Haciendo honor a su bien merecida fama, nos despertó una atronadora versión (con voz de barítono) del tercer capítulo de Fortunata y Jacinta. Eso nos vino bien, nos revigorizó y nos hipervitaminó, así que cogimos todos los bártulos y reanudamos la marcha.

Escalar las Montañas del Berrido fue relativamente fácil, básicamente porque el Ayuntamiento había creado un acceso y había colocado escaleritas de estas de madera con pasamanos toscos que se empiezan a agrietar enseguida y cuesta trabajo subir, como las que ponen en las calas perdidas de las playas para que dejen de ser calas perdidas y se conviertan en nidos de domingueros, como las demás playas. Lo bueno es que estaban recién puestas y no costaba trabajo subir. Todavía.

A mitad de camino hicimos un alto en la ermita del Pegaloco, donde se reza a los pegalocos que se quedaban pegados en el techo para siempre. Estuvimos un rato en oración, desayunamos polvorones, y seguimos la marcha.

En la cima de la montaña nos encontramos un tronco hueco, y Moj dijo que vendría de la hostia para descender por los Rápidos de Badajoz, que era, a la sazón, la siguiente etapa del viaje. Costó de véras arrancar el jodío tronco, ya que sólo llevábamos cortauñas de chino. Al final cedió. Lo arrastramos pesadamente hasta el nacimiento del río, nos metimos dentro y, gritando “Rigoberto” nos lanzamos a las bravas aguas. Uno se tiró todo el viaje diciendo que “Rigoberto” no era, que era otro nombre, pero tampoco le hicimos mucho caso.

Lo cierto es que el descenso fue tranquilo, aunque justo a la mitad tuvimos que pelearnos con un grupo de australianas caníbales del Peloponeso. Por suerte, la cosa no fue a mayores, ya que les dimos de comer un señor bajito y santas pascuas.

Estábamos a punto de finalizar nuestro viaje, y todos teníamos la esperanza de que pudiésemos llegar a tiempo para daros un buen regalo el día de reyes.

El pisto manchego, el mono rebelde y Stevie Wonder

Ayer dejamos a Moj en las Montañas del Berrido. Bonito título para un juego, no? Cómo sería en inglés… Bueno, pues que la vamos a dejar ahí mientras os contamos los problemas que hemos tenido hoy. Porque vaya día llevamos. Buf, como no sois capaces de imaginarlo os lo contamos.

Resulta que, mientras ultimábamos nuestro próximo lanzamiento de un juego en cuatro colores con monedicas, fantasmicas, vampiros y demás cosas que probablemente ya conozcáis, hemos recibido una carta de un fan del Facebook. La carta comienza con un texto que nos ha dejado helados: “Buenos días.”

Ante semejante hecho hemos decidido dejar todo lo que estábamos haciendo, tirar la carta a la basura, echar unas monedas en el parquímetro del mojonmóvil, alicatar tres cuartos de baño y ponernos a cocinar un pisto manchego, que se nos da muy bien guisar ya que somos fans de Jaime Oliver.

Mientras cortábamos el pimiento rojo en taquitos pequeños para hacer el sofrito, ha entrado en la cocina mojona nuestro mono músico, Eliozondo el mono Cachondo, todo rebotado porque ha recibido una carta de la SGAE. Evidentemente, hemos dejado de hacer el pisto manchego para leer la carta.

Ésta, comenzaba con un texto que nos ha dejado nuevamente helados: “Buenas tardes.” Otro shock. A la basura la carta, demasiadas emociones para un mismo día, y de repente, de nuestras increibles cabezas pensantes y crecientes, surge la idea de recuperar aquel televisor elbe de 11” antiquísimo que tenemos guardado en el almacen mojono para cosas antiguas y muy antiguas, el AMCAMA.

Como el tdt no funciona en este monitor (otro problema ya que no podemos ver El Doctor Mateo), Eliozondo, que a parte de cachondo es bastante espabilado, le ha conectado un vetusto ZX81 que teníamos en el AMCAMA.

– “Pero si sólo se ve en blanco y negro!” – gritabamos airadamente.
– Efectivamente. Como un vídeoclip de Wonder y McCartney – comentaba Eliozondo, que a parte de cachondo y espabilado, tiene un gusto musical un tanto pastelón.

Así que nada, os dejamos con unos minutos musicales patrocinados por Eliozondo y ya seguiremos cuando apetezca con la historia de Moj, que dicho sea de paso, está super interesante.

Mojon Twins en las redes sociales

Ya llevamos bastante tiempo con esto, pero no está de más recordaros que estamos presentes en las redes sociales.Y como para eso estamos, pues aquí os hacemos un recordatorio.

Por un lado, esta es nuestra cuenta en twitter:

http://twitter.com/mojon_twins

Y además, los que sois del facebook, podéis leer nuestras chorradas en:

http://www.facebook.com/pages/The-Mojon-Twins/146286672435

Pues eso, por si había alguien que no se había enterado os lo recordamos. Además, ya que estamos, os obsequiamos con la última instantánea que hemos recibido de nuestra amiga Moj, la monja experta en cpc.

monja-sexy

Moj quiere que os hagáis fans de los mojones en facebook